23/10/2017

Preboda en un embalse. Javier + Monica

Pre-Boda


Preboda en un embalse

Javier + Monica

Ojo que va historia sincera…

Cuando llega octubre, como fotógrafos de boda que somos, nuestra temporada va tocando a su fin, vamos echando la mirada atrás para ver lo largo que se ha hecho el año, sin perder la vista de en febrero tenemos que estar de nuevo con las pilas puestas…

La ultima preboda de la temporada, una preboda en un embalse…

Mónica y Javier nos escribieron hace casi un año cuando aun vivían en Londres. A través de skype nos contaron un poco de ellos, de como habían llegado hasta allí, que en breve se volvían a la tierra madre y que en tenían muchas ganas de que llegara su día. Eso es lo poco que sabíamos los unos de los otros…

Pues bien, con esas nos plantábamos en el Embalse de Algeciras o Barranco de Gebas, un paraje muy cercano a Murcia capital y muy poco conocido. Dado la composición de la tierra sobre el que se asienta, el agua de el embalse suele tener un característico azul turquesa, que unido al blanco de la tierra y a la vegetación existente, hacen de este lugar un sitio muy peculiar y sobre todo llamativo para aquellos que lo visitan por primera vez.

Según accedíamos al filo de el embalse y bajábamos, le iba contando lo que solemos hacer en las sesiones de preboda, que son bastante sencillas, que lo único que tienen que hacer, es dejarse guiar un poco… y mostrarse tal y como ellos eran.

Y por suerte para mi, vaya que si lo hicieron. A poco que empezaron a hablar de ellos, ambos se emocionaron y nos tuvimos que dar un respiro… pero a mi me pareció el momento ideal, para que cerraran los ojos, y cogidos de la mano, me contaran su historia, como se habían conocido o como habían terminado en Londres, como había incado rodilla Javi y como la espera hasta su gran día, se le hacia eterna. Ha sido de los mejores momentos que he vivido como fotógrafo de bodas en Murcia.

Tener delante a dos novios que se miran con los ojos llorosos, se comen a besos, se estrujan sin miedo a alguien extraño, se quieren con el alma… es la droga de un fotógrafo de bodas.

Lo que iba a ser una preboda en un embalse, termino siendo que tardare tiempo en olvidar, por lo menos hasta su boda!!

Muchas gracias a Javier y Mónica por su confianza, su amor y su cariño.

Nos vemos en breve…

 

Si quieres contarnos tu historia, que la contemos nosotros, que lloremos juntos, bailemos, saltemos, bebamos…

 

 

 

SHARE

Deja un comentario